COMERCIOS CON HISTORIA (II). Mi Tienda, un siglo detrás del mostrador

27 de Diciembre de 2022
8fd77eb6-3c2c-4741-813e-0a91183d3a95
8fd77eb6-3c2c-4741-813e-0a91183d3a95

En esta época de fiestas navideñas, las tiendas toman protagonismo. En esta serie de reportajes queremos centrarnos en algunas de las más antiguas del Campo de Gibraltar, en algunos casos incluso centenarias. Establecimientos que han desafiado el paso del tiempo y los avatares de la modernización, pasando de padres a hijos. Reliquias de los centros de nuestras ciudades, que homenajeamos en esta serie de comercios con historia e historias.

Las cajas de jabones han adquirido diferentes tonos de marrón con el paso de los años. Entras a Mi tienda y es como si nada hubiera cambiado en los últimos 108 años. El establecimiento que comenzó vendiendo juguetes, zapatos, perfumes y mercería, permanece casi intacto. El local viste la misma decoración de hace un siglo, suelo con estampado de ajedrez de cuadros rojos y blancos, y grandes vitrinas repletas de artículos que han perdurado en el tiempo.

Dos reliquias de las que puede presumir el establecimiento son la caja registradora, que data de 1913, cuando Juan Valencia abrió la tienda, y el mostrador en forma de uve, sobre el que nos recibe el actual propietario, Blas Suárez López.

El padre de Blas, Francisco Suárez, también presente, cuenta que la mercería ha pasado ya por tres generaciones, y que él entró a trabajar en esa misma tienda como aprendiz a los trece años para después seguir allí mismo como propietario. Conforme nos comenta la historia de este antiquísimo local, nos señala un espejo situado en paralelo al mostrador, con una frase en cursiva que dice: “El tiempo pasa pero con el jabón y agua de colonia Helena conservará eternamente el perfume de su juventud”. Francisco ríe: “Está gracioso, ¿verdad? Pues ahí lleva un siglo”.

Imagen antigua de la tienda.

La apertura de las grandes superficies perjudicó enormemente al local y al centro de Algeciras, lo que provocó que se perdiera la venta de jabones, perfumes y juguetes. Pese a ello, Mitienda arrancó más fuerte que nunca y fortaleció su producto estrella: la mercería. Actualmente, sigue ofreciendo todo tipo de botones, ropa interior y boinas.

El negocio familiar que sostiene Blas Suárez se ha ido adaptando con el paso de los años. También lo hace en determinados momentos del año, cuando fomenta la producción de artículos como guantes, gorros y bufandas, con la llegada de la Navidad, o capirotes, peinetas, plisados, mantillas, madronas, para la Semana Santa y la Feria Real. Artículos para cada ocasión, en cada momento del año.

Ya en 2015, el alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce, hizo entrega de una placa conmemorativa a Francisco y Blas Suárez, por ser uno de los establecimientos más antiguos que siguen abiertos al público en la ciudad algecireña. Desde ese momento han pasado seis años y el local no pierde su esencia. Blas Suárez sigue atendiendo detrás de ese mostrador, que nació a la par que la tienda, y revela que su deseo es llegar a jubilarse allí.

Este artículo fue publicado en el número 3 de la revista SIROCO MAGAZINE, en 2022.