El programa de Chicote en 'El Callejón' de Algeciras, seguido por 875.000 espectadores

09 de Diciembre de 2022
Fotograma del programa Pesadilla en la cocina.
Fotograma del programa Pesadilla en la cocina.

Había expectación por ver la vuelta de Pesadilla en la Cocina en La Sexta. El programa de Alberto Chicote arrancaba ayer nueva temporada y lo hacía en Algeciras, en el bar 'El Callejón' en la barriada de San José Artesano.

El programa contaba con todos los alicientes para tener éxito: una denuncia pública del dueño David Piña con acusaciones sobre montaje y el cebo del propio programa acerca de que se trataba del caso más difícil al que Chicote se había enfrentado en sus 10 años de programa.

Así las cosas, Pesadilla en la Cocina firmó un gran 7.5% de share con 875.000 espectadores que no quisieron perderse la historia de David y su madre, Tere. Durante su emisión, el capítulo ocupó el puesto número 7 en tendencias de Twitter. La red estuvo dividida acerca del programa, hubo quienes recordaron la denuncia del dueño de El Callejón publicada por 8Directo; otros tuiteros bromearon con la suciedad del restaurante y las hilarantes salidas de tono de Tere y los más simplemente se dejaron entretener por el show televisivo.

Chicote llega a una cocina llena de cucarachas y suciedad y se encuentra desde el primer minuto un ambiente hostil liderado por Tere, madre de David y cocinera de El Callejón. La noche dejó frases como "si me pongo el gorro de cocina parezco Lina Morgan" ante la pregunta de Alberto Chicote de porqué no se ponía el gorro para cocinar. A partir de ahí, el programa se sucede siguiendo el guión previsto: un mal servicio en el que los comensales abandonan las mesas; comandas que se acumulan y tensión entre madre e hijo que lleva a Tere a abandonar la cocina en varias ocasiones.

Tras el rechazo del dueño y su madre a la presencia de Chicote en el bar, éste habla a solas con David para que le explique la situación de El Callejón y si de verdad quiere su ayuda. El propietario se sincera con Chicote y le cuenta los motivos que le llevaron a abrir el bar; las deudas que acumula y la tensa relación con su madre.

Tras ello, Chicote cita a madre e hijo en la Isla de las Palomas en Tarifa, a más de 20 kilómetros de Algeciras. Allí Tere confiesa a Chicote que su comportamiento se debe a haber recibido malos tratos a manos de su ex marido y padre de sus hijos, una traumática experiencia que ha marcado su relación con David.

Posteriormente, lo de siempre: reforma del bar, cambio de menú y reapertura de El Callejón con un servicio que empieza mal para acabar de manera exitosa.

Tras el servicio una chirigota, invitada por David como sorpresa para Chicote, le canta al chef a las puertas de El Callejón. "Ha sido una de las semanas más duras de los últimos 10 años pero también ha sido de las más gratificantes", concluye el televisivo cocinero.