COMERCIOS CON HISTORIA (III). La Tarifeña, cuatro generaciones de tradiciones y sabores

04 de Enero de 2023
La Tarifeña-1
La Tarifeña-1

En esta época de fiestas navideñas, las tiendas toman protagonismo. En esta serie de reportajes queremos centrarnos en algunas de las más antiguas del Campo de Gibraltar, en algunos casos incluso centenarias. Establecimientos que han desafiado el paso del tiempo y los avatares de la modernización, pasando de padres a hijos. Reliquias de los centros de nuestras ciudades, que homenajeamos en esta serie de comercios con historia e historias.

La Tarifeña abre sus puertas por primera vez en 1956, con José Bernal Eiroa al mando. Tras cuatro generaciones, esta pastelería artesana sigue apostando por la calidad de sus productos y la cercanía con sus clientes, que encargan cajas de todo el Campo de Gibraltar.

En principio, la pastelería se encontraba en la plaza de abastos de Tarifa, cerca de la actual ubicación, en la calle Nuestra Señora de la Luz. Es en 1970 cuando José Bernal Blanco, anterior propietario y padre, decide ampliar y trasladar el establecimiento para poder aumentar el número de hornos. Ahora, son los hermanos José Antonio y Carlos los encargados de que perduren las recetas de familia.

El éxito de la pureza de estos pasteles tarifeños ha hechoposiblelaaperturadeunacafeteríaenelcentro de la ciudad, en 2014, y otra en el puerto, en 2017.Los fines de semana se originan largas colas para conseguir dar bocado a estos productos en los que José, uno de los maestros pasteleros, destaca la calidad, la continuidad de las recetas y saber adaptarse a las nuevas tendencias.

Entre sus productos estrella están los turrones artesanos, de los que puede presumir la familia de La Tarifeña, pues lo elaboran artesanalmente y con base de chocolate, y el tranvía, pastel tradicional del municipio, mil hojas de hojaldre que José Bernal padre aprendió en Gibraltar.

Esta pastelería tradicional de cuatro generaciones ha conservado sus primeras recetas y se ha adaptado a las nuevas tendencias y a los pasteles y bizcochos más populares de toda las nacionalidades y países. Así, ha incorporado una nueva línea de pastelería árabe en la que ofrecen numerosos pasteles que realizan con frutas, uno de los más característicos y populares son las pastas de almendras.

Hace 15 años los turrones se realizaban con base de pan. Actualmente, la pastelería se ha ajustado a la demanda: más chocolate, más avellana y más crujientes. “Todo lo que usamos es sostenible. Reducimos la grasa y elaboramos nosotros la mantequilla”, explica José, que hace hincapié en cuidar minuciosamente los ingredientes.

Desde 1956, pasando por la apertura del nuevo establecimiento en 1970, hasta 2021, la pastelería familiar La Tarifeña, popular en toda la comarca, ofrece pasteles y bizcochos de todo tipo de sabores y texturas. Además, con dos establecimientos a pie de calle, en el centro y en el puerto, donde los desayunos, almuerzos y meriendas están elaboradas con mucho encanto y cariño.

COMERCIOS CON HISTORIA (I). La Escocesa, un poco casi de todo desde 1932

COMERCIOS CON HISTORIA (II). Mi Tienda, un siglo detrás del mostrador

Este artículo fue publicado en el número 3 de la revista SIROCO MAGAZINE, en 2022.